Boda de Victor Janeiro y Beatriz Trapote

El privilegio de poder haber asistido junto con amigos a la Boda de Victor y Beatriz me permite poder describiros cómo ha sido este enlace de primera mano y sin distorsiones, como algunos medios de comunicación quieren hacer.

La Boda fue celebrada en una maravillosa Finca Jerezana llamada “Finca del Rey” donde asistieron más de 400 invitados, los que yo reconocí allí, además de muchos empresarios, fueron famosos como Manolo Medina, Lydia Lozano, Olvido Hormigos, Tamara Gorro, Forti, Canales Rivera, Maria Jesús y su acordeón, Mari Carmen y sus muñecos, en este caso Nico, María Jimenez, Mr. Mundo Juan García, Rappel, Jose Manuel Parada, Alessandro de Gran Hermano y por supuesto la familia Janeiro Bazán al completo, empezando por el patriarca Humberto Janeiro, seguido de Carmen Bazán, y todos los hermanos de Victor, Humberto, Carmen y Jesulín. Maria José Campanario acompaña a su marido en este importante acto y también los padres de ella Jose Campanario y Remedios Torres.

Casi a las 13:00h ya eran matrimonio Victor y Bea, ceremonia celebrada al aire libre con vistas a la sierra de Jerez llena de arboleda, toros y naturaleza. Un entorno de campo pero con mucha elegancia, donde la gran mayoría de invitados pudieron escuchar los discursos que dieron a los novios Humberto hijo, Álvaro el hermano de Beatriz, las dos madres de los novios y terminando por Jesulín, que se emocionó y se le quebró la voz al hablar de su hermano, diciendole a Bea que se lleva una gran persona, su mejor amigo y que ahora empezaba a ser un hombre, y a Victor le dijo que cuidara de Beatriz, que era una gran mujer, y muy guapa y trabajadora, y un gran consejo, que remen juntos hacia adelante a pesar de los problemas que puedan surgir y tiren para adelantes apoyándose unos a otros. Un momento divertido del discurso fue cuando Jesús dijo que era bueno que hubiera discusiones porque “las reconciliaciones son las Ostia”. Las madres destacaron las cualidades de cada uno de ellos y Carmen principalmente dijo desear que tengan muchos nietos.

El aperitivo se dió a las puertas de la finca al aire libre, antes de entrar a la Plaza, ya que toda la boda se hizo al estilo taurino, mucha comida para empezar el cóctel y saludos entre amigos y familaires, algunos que no se habían visto desde hacía tiempo. Mientras los ya matrimonio se iban haciendo fotos con la familia y amigos. Posteriormente se pasó al interior de la plaza y en el ruedo se dio el Gran banquete.

Una vez en los postres, Beatriz y Victor, en este orden, dieron unas palabras a los asistentes, agradeciendo la asistencia a este dia tan especial para ellos y alegres e ilusionados por el apoyo. Su amigo David, que especialmente se encargó de organizar la estancia de la mayoria de invitados, se emocionó al habar de ellos y agradecer el cariño y confianza depositada en él, contento por haber superado un cáncer y estar presente en este acto.

Se dió paso a la pista de baile, donde estaba la barra libre y la música de Dj y en directo. Actuaciones de varios grupos, pero impresionante el buen rato que pasamos con el concierto de Soraya y su música de os 80´ y la alegría y simpatía de Maria Jesús que con su acordeón interpretó temas de toda la vida incluso para los más pequeños.

Mucho baile entre todos los invitados, diversión con bailes y coreografías en grupo, actuaciones improvisadas de Jesulín cantando “Toda” y de Maria José Campanario, se pudo observar durante el baile el buen rollo y cariño que se tienen entre todos los hermanos de Victor así como Maria José y resto de la familia.

Toda la tarde-noche hubo comida, aperitivos, perritos calientes, hamburguesas, y luego huevos fritos con patatas, chistorra, tortilla de patatas y mucho más.

Sorprendente la zona de masajes de Manila por Fariolen Masajes, donde los invitados podían quitarse el estress con un masaje rápido por Filipinos, o la zona de peinado y maquillaje para las mujeres. Diversión para los niños con Miky y Mini.

En Resumen, Gran Boda, bien organizada con respeto, cariño y una atencción especial para todos los presentes, que recibieron muchos regalitos de la boda.

Que sean muy felices mis amigos Victor Janeiro y Beatriz Trapote.

Deja un comentario