Chefchaouen, “La Perla Azul” de Marruecos

 

Chaouen

Hoy quiero dedicar mis letras a una ciudad que nos deja con la boca abierta. Rodeado de naturaleza y rios, en las faldas de los montes Tisouka con 2.050m y Megou con 1.616m se encuentra una ciudad que perfectamente podría ser un pueblecito de Andalucía, con callejuelas irregulares y rincones encalados con tonos azules. Está a unos 100 km de Ceuta y fue fundada en 1471 por exiliados de Al-andalus, musulmanes y judios, de ahí que tenga tanto parecido a nuestros pueblos de Andalucía. Tiene unos 40.000 habitantes y la historia cuenta que se consideró una ciudad sagrada donde ni siquiera se dejaba entrar a los extranjeros, algo que con los años cambió y hoy día es uno de los lugares preferidos para visitar por turistas del propio país y del mundo entero. La parte más antigua de la ciudad crece hacia lo alto de la montaña, y en el punto más alto se encuentran los manantiales de Ras al-Ma. El centro de la ciudad es la plaza de Uta al-Hammam, en la que se encuentra la alcazaba y una mezquita con una torre de base octogonal. Otro punto emblemático de la ciudad es la Mezquita de los Andaluces. La parte más nueva de la ciudad se ha construido más abajo de la ciudad antigua y poco a poco se sigue ampliando..

El equipo de mi programa, “Junto a ti: Around The World” decidió hacer el primer reportaje de viajes en ésta ciudad. Pasamos el fin de año en una fiesta preparada por mi amiga la Galerista Manuela Vilches, que con los trajes de las 1001 noches dimos la bienvenida al año junto a amigos españoles, especialmente con nuestro invitado de honor, el presentador Jose Manuel Parada, que se comió las uvas en Tánger pero que le esperaba la aventura de conocer Chaouen. Paramos en primer lugar en el precioso Hotel Royal Tulip, que se levanta en la zona de Malabata, Tánger, y será uno de los hoteles emblemáticos y de tránsito de ejecutivos, políticos, y turistas que quieren disfrutar de la exclusividad y comodidad de sus equipadas habitaciones y exclusivos servicios, un hotel que a día de hoy se sigue preparando para su apertura y que en exclusiva podemos probar.

El día 2 de Enero, nos recogen en la entrada del Royal Tulip un pequeño bus que nos trasladará a la ciudad llamada La Perla Azul y nos transportará a siglos atrás. El Sr. Elias Afassi es el encargado de recibirnos, él es el Coordinador en la Agencia Municipal del Desarrollo Local y nos acompañó en el viaje hasta la ciudad sagrada. Pasando por Tetuan y subiendo la montaña llegamos al pueblo de calles azules donde empezamos a empaparnos del ambiente y a sentir en parte, el legado que España dejó cuando estuvo ahí. Y llegamos a la Medina de Chaouen que es bastante tranquila y pequeña y tiene 5 puertas a lo largo de su muralla.

Subiendo una pequeña cuesta llegamos al Riad Casa Hassan, uno de los primeros Riad construidos en Marruecos, con gran historia y con habitaciones que rodean un patio andaluz con su fuente y que nos embriaga el olor a leña por sus distintas chimeneas que hay en cada rincón. El Sr. Chakir nos recibe a la entrada y nos da la bienvenida a su ciudad, la que admira y en la que reside junto a su familia. Nos suben a nuestras habitaciones, que también tienen su chimenea, lo que hace muy especial la estancia.

No queremos perder un minuto de adentrarnos en la Medina de la ciudad y recorrer sus calles, y aunque es de noche, lo hacemos junto a Elias, a Jose Manuel Parada y a mi equipo. Es pasear por las calles  y nos dejamos llevar por los sentidos, nos sentiremos inundados a veces por tantas sensaciones nuevas, como los olores a pan recién hecho del horno de leña o Tajin listo para comer.  Es bonito ver las diferentes tonalidades que le dan a las paredes la luz de las farolas junto a la luz de la luna.

Al día siguiente, después del desayuno en Casa Hassan, nos vamos de nuevo a recorrer de manera más completa toda la Medina. Es increíble ver la gran variedad de colores de los diferentes productos de las tiendas, gorros, bufandas, jilabas, cortinas, todas colagadas en las paredes de los bazares que llenan las calles y que contrastan con el deslumbrante blanco azulado de las casas. Se mezclan las diferentes lenguas de los turistas y sonidos desconocidos, que nos guian por las callejuelas serpentinas hasta inevitablemente llegar al punto de encuentro y descanso, la Plaza Uta el-Hammam, desde donde se puede disfrutar de la belleza de la Gran Mezquita y de la Kasbah.

Seguimos paseando, y más adelante se encuentra la Plaza de Makhzen donde vamos a encontrarnos con el Alcalde de la ciudad Sr. Mohamed Sefiani en el Hotel Parador que tiene unas preciosas vistas a una de las montañas y parte de la ciudad. Allí intercambiamos unas palabras donde le felicitamos por la labor tan bonita que están haciendo en la ciudad de cuidarla y darla a conocer al mundo y le animamos a seguir trabajando por los proyectos de la ciudad entre los que se encuentran festivales de cine y de música, en los que esperamos colaborar en el futuro.

Si dejamos el Parador y tomamos uno de los callejones, se sale hacia el noroeste a Bab el-Ansar y la fuente Ras el-Maa que es uno de los lugares más bonitos de Chaouen y donde hacemos fotografías de película. Seguimos recorriendo las callejuelas y llegamos hasta la orilla del río, que vamos subiendo hasta los lavaderos donde vemos a las mujeres haciendo su colada y contemplamos como para ellas el tiempo se ha parado, y revivimos imágenes que parecían perdidas en nuestra sociedad, si seguimos subiendo llegamos a la Plaza de Sebbanin y su mezquita del Siglo XV. Aguas cristalinas y frias bajan de la montaña y es relajante escuchar el sonido que van dejando a su paso.

Durante nuestra estancia visitamos lugares como La Maison Darechchaouen, el Hotel Atlas Chaouen, el taller de joyeria de plata, el restaurante Hicham, restaurante Beldi Bab Ssour o para la despedida el Hotel Madrid, donde recibimos de mano de Elias un recuerdo en forma de “Puerta Azul”  para tener un trocito de Chaouen en nuestra casa.

En resumen, un total de casi tres días, en los que nos hemos embriagado de la esencia de Chaoeun y hemos vivido momentos entrañables compartiendo historias y risas con nuestros anfitriones. Unas gentes generosas, hospitalarias, amables y divertidas, un trato exquisito…nuestro corazón se ha vuelto azul como sus calles, lugar para volver y seguir descubriendo…

Félix Pedro Ramos

IMG_5742 Chaouen - Marruecos IMG_5897

IMG_5823   IMG_6767  IMG_6098  IMG_6900

Deja un comentario